Nuestra Misión

Nuestro objetivo es impulsar la conciencia colectiva enfocada al cambio. Pretendemos sensibilizar a los propietarios y entrenadores de los Pura Sangre Inglés con la necesidad de velar por el animal antes, durante y después de las carreras. Ponemos a disposición del HZ y demás hipódromos la alternativa de traer sus caballos de carreras a este entorno idílico que hemos llamado La Isla de los Caballos, donde nos aseguramos de que el caballo está bien cuidado, alimentado, sano y feliz.

Nuestra Experiencia

Proyecto piloto

Proyecto piloto

El proyecto tiene su origen más inmediato en la recogida de caballos que fue realizando su impulsor, Luis Álvarez, en su propia FINCA WONDERLAND, en el municipio de Alocén, Guadalajara. Durante el último año el Gentelman fue dotando su propia casa de instalaciones para adecuar la estancia y alimentación de los PSI del hipódromo que no tenían una retirada segura, y ya son varios caballos los que disfrutan de su jubilación en este paraíso terrenal.

Necesidad de crecer

Necesidad de crecer

Al quedarse el espacio pequeño para los PSI que iban llegando, surgió la necesidad de extender el proyecto y hacerlo más ambicioso. Con la ayuda del HZ y de la Confederación Hidrográfica del Tajo, se determinó el nuevo emplazamiento en «La Isla de los Caballos» que puede albergar a miles de ejemplares. También la experiencia de las primeras llegadas a la FINCA WONDERLAND, permitió establecer unas pautas concretas de adaptación de los animales al nuevo entorno.

Objetivos de La Fundación

A corto plazo
Recoger todos aquellos caballos de carreras que no tengan asegurado un plan de vida después de su etapa deportiva. Garantizar el cuidado de caballos que ya no se puedan montar por estar lesionados, y trabajar por su recuperación.

A largo plazo
Concienciar a todos los agentes intervinientes en el mundo de las carreras de caballos, criadores, entrenadores, propietarios, jockeys, y asociaciones del mundo del Turf, de la necesidad de establecer un plan B para estos animales que son criados para correr, para cuando su vida en los hipódromos termina sobre los 6 años.

Me importa

¿Quiéres formar parte o estar vinculado a nuestra labor? ¡Escríbenos!